Universidad Anáhuac Mayab

La Comunicación, el futuro y la soledad humana

Publicado en: 19 de Junio de 2006

Estas tecnologías en comunicación han evolucionado al paso de las distintas culturas y sociedades; desde los incipientes inicios de la pintura rupestre y los jeroglíficos hasta los celulares y el Internet. En materia de comunicación, el hombre nunca ha estado tan cerca de su prójimo como ahora. La evolución sigue su curso y todavía existe la posibilidad de hacer más eficiente y economizar a la comunicación, imaginemos por sólo unos breves minutos el futuro…


Inicialmente pensemos en los recursos naturales de nuestro entorno ecológico. Será más simple desarrollar revistas, historietas y periódicos digitales que seguir usando el papel; los medios impresos se convertirán en medios on-line, en lugar de subscripciones, repartidores y voceadores, tendremos cuentas virtuales, páginas web y correo electrónico.


Los medios electrónicos de mayor impacto como la radio y la televisión cambiarán de forma más no de fondo; mientras exista curiosidad en los seres humanos seguirán cumpliendo su función informativa y de entretenimiento. Tecnológicamente hablando, el monitor cederá su lugar a las imágenes holográficas y los receptores de audio caerán en desuso ante pequeños chips adheribles al canal auditivo de las orejas humanas.


Las salas cinematográficas serán un lejano recuerdo cuando el séptimo arte sea transformado en simuladores, creando un mundo virtual tridimensional en donde seremos testigos de grandes aventuras e historias épicas.


La literatura como medio de comunicación e información estará almacenada en ciberbibliotecas, en donde los clásicos descansarán en discos duros y unidades de memoria, los cibernautas tomarán los archivos para sus ordenadores e incluso tendrán una versión imprimible para cuando se sientan bohemios y anticuados.


Gran parte de nuestra comunicación interpersonal será con autómatas electrónicos que harán el trabajo técnico y operativo del futuro; vendedores, bartenders, intendentes, etc. no sólo trabajarán sin descanso, sino que estarán programados para entablar pláticas con los seres humanos; muchos de estos droides podrán tener charlas profundas y trascendentes.


El celular será comprimido a un pequeño receptor – transmisor que emitirá imagen y audio instantáneamente, podrá proyectarse la silueta de nuestro receptor en distintas formas y tamaños o bien hablar con nuestro interlocutor sin una molesta imagen que nos traería problemas interpersonales. Será tan diminuto que estará incluido en un brazalete o un moderno reloj.


Ante esta abrumadora tecnología, seremos infelices y con relaciones sentimentales inestables, las drogas no serán suficientes para subsanar la recurrente estampida de la realidad, dicha necesidad será el nacimiento de un nuevo medio de comunicación: el sueño por pedido; este medio será un canal electromagnético en donde se enviarán directo al subconsciente, todo tipo de fantasías a petición del cliente. Cada persona podrá pedir su sueño favorito a su proveedor de servicio, habrá sueños individuales y multisoñadores; la publicidad verá en este medio su principal foco de inversión.


Después que esta reflexión futurista, es necesario regresar a la realidad, volver a un mundo en donde nuestra capacidad tecnológica ha superado a nuestra sensibilidad emocional; aunque en pleno siglo XXI puedo emitir mensajes instantáneos a un compañero en Ibiza, no tengo la menor idea de cómo entablar una plática seria con un ser querido. No obstante pueda hablar con cientos a la vez, jamás podré estrechar sus manos ni ver con mis propios ojos su sonrisa. Con toda la automatización del mundo, nada se iguala a una genuina plática interpersonal.


La civilización actual se ha adaptado rápidamente a la comunicación digital, y lo seguirá haciendo; cuando las nuevas tecnologías nos alcancen, la posibilidad de comunicarnos de manera electrónica ha superado el valor del mensaje; el futuro seguirá acortando distancias y acrecentando la inestabilidad personal; nuestra principal lección para ese futuro cercano es y será, que al comunicar no debemos dejar de involucrarnos, responsabilizarnos y hacerlo con amor.


Manuel Fco. Soberanis Holguín es Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Mayab. Actualmente realiza estudios de Maestría en Comunicación Corporativa; es jefe del Departamento de Servicios Docentes en el Centro de Estudios Tecnológicos Industriales y de Servicios 112. Fue Auditor de Mercadotecnia para Unilever de México, Coordinador de Contenidos Revista Candela en Sistema Rasa. Productor, creativo y Locutor Éxtasis 94.5 FM. E-mail: [email protected]

 

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab