Universidad Anáhuac Mayab

La libertad de expresión en la época de Porfirio Díaz y Vicente Fox

Publicado en: 19 de Junio de 2006

 

Todas esta situación me hace preguntarme, desde cuando hemos tenido la libertad de expresarnos, pero hablo de una libertad completa que nos permita expresarnos adecuadamente pero diciendo siempre lo que queremos, lo que de verdad creemos; esto me remonta a la época en la que Porfirio Díaz era presidente, ¿Cómo era la vida en aquel entonces? Y me hace pensar también cómo es la vida ahora, cuando el presidente es Vicente Fox, y de nuevo me pregunto ¿de verdad tenemos libertad de expresión? Estoy segura que tenemos más libertades que en 1900, pero también estoy segura que se podría tener más libertad siempre y cuando el ciudadano sepa lo que es realmente la libertad de expresión y sepa hacer valer su derecho.

Porfirio Diaz, un hombre duro, que tenía una idea diferente de lo que es la autoridad, diferente a la mía, a la que ahora tenemos la mayoría de la gente, pero completamente acorde a la época en la que vivió, (ya que si bien se quejaba mucha gente de la forma en como gobernaba todo el mundo pensaba que era así como debía ejercer su poder) En aquellos años una persona no podía decir que el presidente no estaba haciendo bien el trabajo, nadie podía estar en desacuerdo con lo que el presidente pensaba, el General Díaz, hablaba y todos lo escuchaban sin interrumpirlo y respetando cada palabra que decía, ¿Por qué? Una respuesta muy simple pero que implica mucho, por miedo, miedo a morir de una horrible manera quizá, miedo a ser totalmente destruido (que el gobierno humillara a tu familia o que te quitara tus bienes), porque eso era lo que pasaba en esos días, decías algo en contra del señor presidente de la República y estabas muerto, no podías manchar la investidura presidencial; ahora en cambio es distinto, ahora leemos en los periódicos a mucha gente que no está de acuerdo con las acciones del presidente y no mueren al día siguiente, incluso se puede decir que ya no hay respeto.

Los partidos políticos opositores al partido en el poder luchan por no dejar al presidente hacer lo que quiera, y eso era inconcebible en la época de Díaz, puesto que él nunca hubiera tenido que pelear con nadie por una reforma fiscal, el hacía lo que quería, sin importar nada.

En los años en los que gobernó Porfirio Díaz el país era diferente, el ejército estaba muy pendiente de todo lo que hacía la población, precisamente porque él tenía miedo de que se dañara la “paz” que permitía al país progresar económicamente, todo esto era como lo veía él, puesto que la gente vivía en la pobreza y muy poca gente disfrutaba de privilegios o mejores formas de vida.

Durante el mandato de Díaz, la economía de México se estabilizó y el país experimentó un desarrollo económico sin precedentes: se invirtió capital extranjero (sobre todo estadounidense) en la explotación de los recursos mineros del país; la industria minera, la textil y otras, experimentaron una gran expansión; se construyeron vías férreas y líneas telegráficas; y el comercio exterior aumentó mucho, pero todo esto a costa de la libertad de las personas, ya que Díaz tenía miedo a que alguna sublevación de alguna parte del pueblo pudiera romper con este avance que él estaba logrando, y por esto, como ya había mencionado requería al ejército.

Hoy en día algunas cosas han cambiado, Vicente Fox, el actual presidente de nuestro país no actúa de la misma manera, no tiene (porque no puede o porque no lo ha intentado, cualquiera que sea la razón) el poder que Porfirio Díaz tenía, no está matando a la gente que no está de acuerdo con él o que no le permite actuar como el quiere, pero por otro lado, no somos un país con economía estable, no tenemos lo que el país tenía en los tiempos de Díaz, la pregunta es ¿qué es más importante para nosotros? ¿Cuál es la verdadera solución del problema? ¿Es realmente necesario que nos controlen así para hacer que el país progrese?

La verdad es que necesitamos cuestionarnos, pues en la actualidad tenemos mucha libertad y podemos prácticamente hacer lo que queramos, pero no somos lo suficientemente responsables de nuestros actos, y es quizás duro decirlo, pero es por esto que el país no está preparado para una democracia, no podemos tomar una decisión consciente, tenemos en cuenta factores que no deberíamos.

Pensemos entonces en que lo mejor es aprender, aprender a expresarnos y esforzarnos para que lo que digamos tenga un significado, para que hagamos valer nuestro derecho de expresarnos, y lo hagamos correctamente, para que no sólo sea nuestra libertad de expresión sino todos nuestros demás derechos, porque no es posible que la única forma de que salgamos adelante sea por miedo a la autoridad, sino que todos actuemos consientes de lo que es mejor para nosotros y para nuestro país.

 

Arumi Tuyub España es estudiante de la licenciatura en comunicación de la Universidad del Mayab en el tercer semestre. Escríbele tus comentarios a: [email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab