Universidad Anáhuac Mayab

El juego de baseball más importante de tu vida

Publicado en: 19 de Junio de 2006

 El entrenador se acercó y le preguntó a su padre si podía jugar y él contestó que sí, que el pediatra había dado su autorización, que ya se encontraba en perfecto estado. El partido empieza, después de un rato a Tony se le nota fatigado y sudoroso, el entrenador del equipo contrario trata de suspender el juego pero los padres del equipo de Tony y su propio entrenador se negaron, ya que eso significaría que pierdan el campeonato, así a duras penas y con un gran esfuerzo, Tony y su equipo ganan el partido, es un momento de gran alegría para todos, se van a casa a festejar incluyendo a Tony y su familia y ahí es cuando en realidad empieza todo, por la noche cae en un estado de inconciencia debido a las altas temperaturas en su cuerpo, lo llevan a un hospital donde le diagnostican muerte cerebral, ya no había más que hacer, una semana después de la victoria, Tony fallece a los ocho años de edad.

A su funeral acudieron muchas personas y en su pequeño ataúd, pusieron su uniforme de baseball y todos aquellos trofeos y medallas que había logrado a través de su corta carrera como beisbolista, ¿Ya para qué?, Si aquellas personas como sus padres, su entrenador y los padres de sus amigos, no hicieron nada para impedir que esto pase.

¿Qué sucede cuando los valores básicos de supervivencia se subordinan a valores superficiales e intrascendentes?

Me hizo pensar y preguntarme si yo en algún momento he actuado de manera similar, tal vez presionando a mi hijo de nueve años para que alcance el éxito en tal o cual actividad; ¿cuántos de nosotros lo hacemos?, en distintos grados, pero en muchas ocasiones anteponemos cosas vanas y triviales a las que realmente valen la pena, aquellas por las que se podría morir o vivir, porque sin ellas la vida no tendría sentido, como la libertad y la protección hacia los seres queridos.

Creo que no importa tener un hijo futbolista o beisbolista estrella, o una hija gimnasta o balletista destacada, lo más importante es tenerlos y sean como sean, ahí están, alegrando mi vida con sus sonrisas y ocurrencias.

Hoy he aprendido a valorar lo verdaderamente importante en mi vida, aquello que no por ser cotidiano pierde su valor, que sólo basta que yo quiera, para poder disfrutarlo. Hoy toma sentido esta frase: “las cosas simples de la vida están cargadas de felicidad”.

 

Magaly Laynes López. Egresada de la UADY., Estudios de Maestría en Psicoterapia Humanista del Instituto universitario “Carl Rogers”, Miembro activo de la asociación Yucateca de Psicoterapia humanista, Docente de la escuela de Psicología del centro de estudios Superiores “Justo Sierra O'Reilly”, Práctica privada desde 1998.

Email: [email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab