Universidad Anáhuac Mayab

FORÁNEOS: "Soldados de la vida en tierras desconocidas"

Publicado en: 19 de Junio de 2006

Al principio puede sonar extraña la imposición de este término, pero conforme profundicemos en la lectura se hará más visible la razón. Para comenzar, sería lo ideal preguntarse, ¿quiénes son estas personas? Es simple, todos los seres humanos, sí así es, desde el agricultor que realiza arduas jornadas para sacar su cosecha diaria, hasta el programador que aparenta una tarea fácil, pues esta sentado horas frente a una computadora en una oficina con clima, sin embargo la complejidad de que implica su labor sería peor para el agricultor y viceversa. Así como estas personas existen miles de grupos y con gran variedad, pero para que este ensayo tenga la fuerza que se pretende es necesario enfocarnos a uno, que en este caso serán los foráneos y más en específicos los estudiantes. Pero ¿por qué de tantos ejemplos se elige este? Tal vez, por que la experiencia es la principal fuente, es decir se está viviendo en este momento y que mejor recurso para poder expresar una idea con más énfasis.

Si creen que existe dificultad en resolver conflictos estando en un lugar que conoces y dominas, traten de imaginarse la misma situación pero en un espacio totalmente desconocido, del cual tienes escasas referencias y en el que apenas sabes a donde ir. Entonces todo se complica al doble y puede ser una auténtica pesadilla. No es para menos, si se analiza todo lo que se deja atrás, empezando por el mismo cambio, algo a lo que nunca terminas de acostumbrarte, pues después de convivir durante años con la misma gente, ambiente, núcleo etc, viene la ola brusca de cambios, llevándose consigo todo lo que tenías a tu alcance.

Después vendría la familia, este vínculo tan estrecho que no siempre valoramos cuando lo tenemos cerca y nos damos cuenta de su vital importancia a kilómetros de distancia. El sólo hecho de despertarse y ver que no es tu cuarto, saberte sólo aunque tengas a alguien de compañía, que la mayoría de las veces resulta ser un completo extraño, cargar con todas las responsabilidades que esto implica y sin el suave cobijo de los padres, ni la incondicional compañía de un hermano, es como estar en una isla desierta donde te invade la soledad.

Nuestro siguiente lazo y no por lo tanto menos doloroso es el núcleo social, englobando aquí: amigos, conocidos, compañeros y con las cuáles pasamos la mayor parte del tiempo incluso que con nuestros parientes. Que se puede decir de estas personas, con las que siempre has contado, aquellas que te han sacado tanto de apuros como te han servido de paño de lágrimas, con las que has compartido vivencias de todo tipo: divertidas, tristes, románticas, excéntricas etc, pero todas inolvidables. Puede ocurrir también la más dolorosa separación cuanto dentro de este contexto esta tu pareja, y sobre todo cuando hay verdadero amor de por medio.

Ese ser que ha cambiado tu vida por completo y con el que has encontrado la mitad que te faltaba, está lejos de ti. Ahora tienes que esperar días, semanas, meses para poder siquiera tocar sus manos, besar sus labios, cuando anteriormente lo hacías diario, con la certeza de que por más triste que estuvieras podías tomar el teléfono o un vehículo y correr a donde esté, pues estaba relativamente cerca de ti. Te sientes la mayor parte del tiempo incompleto, tratando de no pensar tanto en esta persona para poder continuar, mas sin embargo es imposible, la tienes en tu mente todo el tiempo y con la añoranza de poder verla otra vez.

Como se observa el estado emocional es crítico, y aún se puede agregar la labores escolares, exámenes, horarios incómodos, materias pesadas, en fin, parece un laberinto si salida, pero afortunadamente existe un lado positivo siempre y sabiéndolo tomar puede sacarte de la depresión existente mostrándote la salida. Es el caso de las nuevas amistades, ese soporte que resulta ser un aliciente bastante útil y que nos cae como regalo del cielo, surgen nuevos vínculos donde la necesidad de adaptación nos hace buscar la forma de afianzarnos lo más posible para pasar las tormentas con menos daños. Influye de manera directa nuestra mentalidad, ser conscientes de nuestra situación puede suavizar el choque, abriendo nuestra mente y clarificando lo que estaba nublado por el pesimismo.

De esta forma vamos abriéndonos paso en el extenso mundo que desconocemos, mejor aún, vamos adquiriendo las herramientas para resolver nuestros problemas, poco a poco, se observa un notable cambio de actitud. También es importante no dejarse caer ante las adversidades, hay que aprender de los tropiezos para evitar repetirlos y mirar siempre de frente a los problemas, como dicen por ahí, “hay que tomar al toro por los cuernos”, recordar que donde estemos siempre habrá alguien que nos pueda ayudar, sólo hay que saber buscar y tener las ganas de hacerlo.

 

 

Faraón Miguel Mena Ruiz, nació en Mérida, Yucatán. Estudia la Licenciatura en Comunicación en la Universidad del Mayab. Le gusta el deporte, el cine, la poesía, la diversión y la tranquilidad. No le agradan las mentiras ni las malas vibras y cuando algo le incomoda lo dice. Escríbele tus comentarios a: [email protected]

 

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab