Universidad Anáhuac Mayab

Los intereses individuales y su influencia en el trabajo

Publicado en: 19 de Junio de 2006

En términos generales, el individuo llega al sistema organizacional motivado por sus intereses particulares y presta sus servicios a cambio de un pago que le permita satisfacer gran parte de sus necesidades.

Como es lógico, el sistema organizacional tiene también sus objetivos fijados y pretende alcanzarlos a través del trabajo coordinado de todas las personas que lo integran. En el desempeño de sus actividades, los individuos interactúan entre sí generando diversos sentimientos que influyen en la motivación y en el comportamiento de los mismos.

Todo ser humano tiene necesidades constantes que satisfacer, lo que genera su interés ya que desea lo que no tiene, cuando satisface una necesidad surge otra y así sucesivamente, es un ser insatisfecho por naturaleza, su interés determina su comportamiento y por lo tanto su desempeño en el trabajo.

Las primeras investigaciones sobre la importancia del ser humano en las organizaciones las aportó Elton Mayo en 1928, a través de los estudios realizados en la compañía Western Electric, llegando a la siguiente conclusión según Hernández (2002), “la participación del trabajador es la clave para la formación de equipos de trabajo y la generación del desarrollo del hombre creativo y positivo en la organización” (p.74).

En 2003, Rodríguez expone las principales teorías de la motivación, así, se tiene que la teoría de las necesidades de Maslow, la teoría X y Y de McGregor, la teoría dual de Herzberg, la teoría de las tres necesidades de McClelland, la teoría de fijación de objetivos de C. Nayle y D. Ilgen, la teoría del reforzamiento de Skiner, la teoría de la equidad de Stacey, la teoría de las expectativas de Vroom y la teoría del enfoque externo de Watson, Skiner, Luthans y kreither; se refieren a estudios de la satisfacción individual del ser humano desde diferentes enfoques.

Como se mencionó, lo que genera el interés de las personas es la satisfacción de sus necesidades, el problema es que no siempre logra satisfacerlas como él quiere ya que en ocasiones se le presentan obstáculos o barreras que le dificultan alcanzar sus objetivos.

El ego juega un papel muy importante en el comportamiento de la persona pero como el egoísmo es objeto de desaprobación moral, las personas ocultan sus intereses individuales ante los demás y adoptan una actitud socialmente aceptable, esto no justifica que se generalice en todos los casos.

De acuerdo con Boragina (2004, pp.1,4), puede decirse que no hay un egoísmo bueno y un egoísmo malo, todo es cuestión de juicios de valor. La escala de valores la establece cada persona y es válida sólo para él, esto quiere decir que establecer valores más importantes que otros sólo es válido para la persona que lo hizo. No hay una escala de valores objetiva por lo que resulta imposible que una persona sacrifique valores de mayor jerarquía por valores de menor jerarquía.

Cada persona en su relación con otra establece una escala de valores ya sea consciente o inconscientemente y la ubica de acuerdo a ella y con relación a él, se hace las siguientes preguntas: ¿Quién es este?, ¿Qué poder tiene?, ¿Qué poder tengo con relación a él?, ¿Qué me puede ofrecer?, ¿Qué le puedo ofrecer?, ¿Qué quiero?, ¿Qué quiere?, entonces sus contactos van en ese sentido. ¿Qué pasa si un rey viaja a otro país en donde nadie lo conoce y se viste como una persona normal? ¿Cómo serán sus contactos con otras personas?

Durante su mandato, un gobernante tiene un gran poder, todos quieren ganarse sus afectos para gozar de sus beneficios, pero cuando el mandato termina los afectos cambian y el gobernante prácticamente se queda sólo.

Los intereses son temporales y cambiantes, en el intento por lograr la satisfacción de los mismos, surgen diferentes sentimientos que influyen en el comportamiento. Por ejemplo: el paciente quiere al médico porque está enfermo, el alumno quiere al maestro porque de él dependen ciertas decisiones, el empleado quiere al líder porque cree que le solucionará muchos de sus problemas; pero cuando la necesidad desaparece el interés y la actitud cambian en otro sentido.

En un pasaje de la Biblia Pedro dice serle fiel a Jesús hasta la muerte “Aunque todos tropiecen, yo nunca dudaré de ti, aunque tenga que morir contigo, jamás te negaré” (Mateo 26, 1995), pero cuando toman prisionero a Jesús la situación cambia y lo niega tres veces. No se trata de reprochar este proceder del ser humano ya que es inherente a su naturaleza, sino de analizar y reconocer que los intereses individuales influyen en las decisiones.

Para poder alcanzar sus objetivos, las organizaciones necesitan de la coordinación de los esfuerzos individuales, convencidos de que los objetivos se alcanzan mejor trabajando juntos. Las ventajas del trabajo en equipo surgen principalmente del complemento de habilidades y caracteres, o sea que las virtudes de algunos participantes cubren las falencias de otros y viceversa.

Uno de los principios administrativo de Fayol, recomienda la subordinación del interés particular al general, por lo tanto el trabajo en equipo se da en las organizaciones y los trabajadores colaboran en el logro de los objetivos trabajando unidos y en un ambiente de compañerismo, pero el ser humano responde a intereses generales y a intereses particulares o básicos y estos responden a fines últimos individuales, es decir participa en equipos de trabajo porque ya analizó y cree que esa participación le traerá un beneficio individual y por eso coopera.

Conclusión.

En la medida que se logren analizar los intereses individuales del ser humano y cubrir sus necesidades; su actuación, su comportamiento y su desempeño en el trabajo mejorarán. El ser humano por naturaleza es insatisfecho, por lo que siempre está en una constante búsqueda de lo que él considera como su estado perfecto tanto en lo material como en lo espiritual.

Referencias.

-Boragina, G. (2004, 12 de mayo). El valor social del egoísmo . Recuperado de http://usuarios.lycos.es/hayek/egoismo.htm

-Hernández, S. (2002). Administración, pensamiento, proceso, estrategia y vanguardia. México: McGraw Hill.

-La Biblia (69ª. ed.). (1995). Latinoamérica: Verbo Divino.

-Rodríguez, J. (2003). Introducción a la administración con enfoque de sistemas. México: Thomson.

 

Roger Patrón es Maestro en Administración, Profesor-investigador nivel B de medio tiempo de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Campeche. Email: roger_patrón_corté[email protected]

 

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab