Universidad Anáhuac Mayab

El Patito Feo de los Medios de Comunicación

Publicado en: 19 de Junio de 2006

Me refiero al Comic; un sin fin de historias que alimentan la fantasía, un universo de papel tan grande como la mente humana. Un medio de expresión en donde se conjugan héroes y políticos, niños y extraterrestres.

En estos días casi todos hemos tenido la oportunidad de tener en nuestras manos una historieta; en más de cien años el comic ha abarcado distintas facetas y épocas del mundo. A lo largo de más de seis décadas ha dominado los hábitos culturales de millones de mexicanos, este medio de comunicación a pesar de encontrarse a la sombra de los grandes cisnes, poco a poco ha crecido hasta ganarse su lugar en el estanque.

Sin embargo, en México los comics son menospreciados por su bajo contenido cultural contenido en sus páginas, sus receptores adultos son vistos como analfabetas funcionales y a su público se le concibe como enajenado. En el caso de que se trate de un comic proveniente del extranjero, se piensa que son una alternativa de esparcimiento infantil; estos son los errores más comunes en lo que a historietas se refiere. Esta concepción tiene lugar gracias a que el género de superhéroes es el más divulgado; caras como la de Superman y Spiderman son ampliamente reconocidas en todo el globo, por ello se generaliza a todos los comics como monotemáticos y con un tipo de protagonista similar. Por otra parte, a pesar de contar con una amplia tradición de historietas en nuestro país, la crisis mundial de papel de los años setenta originó que varios títulos desaparecieran, muchos géneros pasaron a segundo plano y las nuevas publicaciones fueron baratas, sencillas y con muy poca materia prima, dando como resultado revistas como el Libro Vaquero y Sensacional de Barrios . Sin embargo la historieta no ha muerto, se encuentra en el punto crucial de su existencia, es momento de hacerla renacer y que nuestro cisne alce el vuelo.

En sí la historieta, al igual de cualquier otro medio, utiliza géneros de expresión, los cuales abarcan desde el infantil hasta el erótico; cada uno de ellos cuenta con características propias y con un público diferente. Por ende, la temática y su alcance es tan variable como la creatividad y el profesionalismo lo permitan.

De todo esto podemos mencionar que mientras Estados Unidos y Japón pelean por un mercado mundial de lectores de historietas, en México seguimos pensando que nuestro cisne es un pato. Los países del primer mundo cuentan con estudiosos y teóricos que han analizado al comic desde distintas perspectivas intelectuales, mientras que en nuestra nación rara vez se encuentra un trabajo serio de esta índole. Hablando en el sentido comercial, la producción nacional tan solo se enfoca al género popular, mientras tanto las demás opciones son olvidadas y las casas editoriales que se aventuran a hacer algo nuevo se van a la quiebra (salvo honrosas excepciones como Kaboom Comics y Pulpo Comics).

Actuando de esta manera estamos desaprovechando una de las armas ideológicas más fuertes de nuestros tiempos; tal es el caso de países como Chile, en donde las universidades públicas utilizan las historietas para dar a conocer temas como la diabetes juvenil y el vandalismo.

Estados Unidos tiene experiencia en este sentido, hace apenas unos ocho meses aparece a la luz pública Amazing Fantasy , la primera historieta con una heroína latinoamericana; escrita en spanglish , este comic trata con seriedad los pesares de una familia de indocumentados viviendo en la nación norteamericana; más recientemente en Green Lantern una de las protagonistas principales tiene el virus VIH. En nuestro país algunas personas han comenzado a percibir la función informativa y formativa de los comics, tal es el caso de las populares pejehistorietas que edita el gobierno del Distrito Federal. Pero a pesar de estos breves destellos, los comics en nuestro país continúan siendo desaprovechados.

El panorama muestra a un gran número de lectores de historietas enfrentándose a otros tantos que desconocen o prefieren ignorar a los comics, gran parte de este problema radica en que las historietas utilizan la narrativa y lo visual como alma y espíritu, esto genera que el lector tenga la necesidad de leer, decodificar imágenes y usar la imaginación. Aparte se conjugan semiótica, sociología y psicología; algo de pintura, fotografía e incluso elementos cinematográficos. Así es como este plumaje tan magnífico, puede resultar complicado de entender.

No podemos continuar menospreciando a este medio de comunicación, noveno arte y uno de los medios de entretenimiento más prolíferos del siglo XX, es momento de cambiar la percepción de este hecho. Antes de emitir cualquier juicio sobre las historietas, hay ciertos aspectos a considerar para entenderlas mejor; tales como saber que país edita el comic, el género al que pertenece, la ideología cultural de dicha nación y sobretodo, recordar que en la vida real al igual que en los cuentos, las apariencias engañan.

 

Manuel Francisco Soberanis Holguín es licenciado en Ciencias de la Comunicación título otorgado por la Universidad del Mayab. Docente en el Centro de Estudios Tecnológicos Industriales y de Servicios 112 desde enero 2004. Fue auditor de Mercadotecnia Unilever, Coordinador de Contenidos Revista Candela, Sistema Rasa y Productor, creativo y Locutor Éxtasis 94.5 FM, Sistema Rasa. Correo Electrónico: [email protected]

 

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab