Universidad Anáhuac Mayab

Factores que inciden en el bajo desempeño dentro de una empresa

Publicado en: 19 de Junio de 2006

Existen factores cualitativos que impactan de manera importante en el desempeño y en la rentabilidad de las empresas; estos factores se convierten en cuantitativos pues tienen especial impacto en los costos de diferentes conceptos de los estados financieros. Debido a que estos factores no se palpan de manera inmediata o no son visibles, es necesario tomar conciencia de ellos, pues no hacerlo es no ver la enfermedad de la empresa desde la raíz. Si no percibimos el vínculo entre nuestros empleados y nuestros clientes, la enfermedad contaminará toda la empresa y se convertirá en una epidemia, muy difícil de combatir, ya que involucrará poco a poco a todo el ambiente laboral.

Los factores que a continuación se mencionarán son los que, por mi experiencia en el ramo gasolinera, se dan en la mayoría de las empresas del sector privado y público:

  • Escasa comunicación entre departamentos.
  • Mala distribución del trabajo.
  • Inadecuada ubicación de puestos.
  • Falta de seguimiento de las propuestas.
  • Vulnerable contacto entre empleado – empresario.

Estos elementos son bastante conocidos y los administradores, líderes y estrategas, tienen conocimiento de esto. Pero otras prioridades, como las transacciones financieras, que determinan la situación cotidiana económica de la empresa, impiden que se atiendan y deterioran lentamente la marcha de la empresa. Los empresarios no caemos en cuenta que el elemento humano juega el rol más importante en la empresa. Los empleados se vinculan, más que nada, con los factores comerciales esperados y con la sobrevivencia de la empresa. Algunos de estos factores son:

  • El servicio al cliente.
  • Cómo vender de la mejor forma el producto.
  • Acertada toma de decisiones.
  • Canalización de manera óptima de los recursos de la empresa (recurso económico).
  • Buen ambiente de trabajo.

Se dice que de la vista nace el amor, esto significa, en términos empresariales, que la percepción y la satisfacción del empleado determinan su entrega, rendimiento y productividad, lo que repercute directamente en la situación física, material y económica.

Por estas razones, es indispensable estar atentos a nuestros trabajadores y crearles un ambiente de trabajo idóneo en el que ellos puedan sentirse como en casa, manteniendo una comunicación adecuada y tomando en cuenta sus comentarios, ya que ellos son expertos en sus áreas y ven los problemas desde otro punto de vista. Su estado de ánimo, satisfacción y felicidad, afectan a todos los integrantes del organigrama de la empresa; su bienestar tiene un especial impacto financiero en el empresario.

Para lograr mejorar el desempeño en las empresas y sus administradores, sin hacer distinción de tipos de empresas y ramos de éstas, se debe de crear conciencia de la finalidad de la empresa, sus objetivos, misión, razón de ser y apegarse a estos elementos para lograrlos realizarlos. Después de dar este primer paso, se deben crear estrategias de acción, tomando siempre en cuenta al trabajador, pieza clave en nuestra organización. Él toma el rol de emisor del servicio, factor esencial para determinar las ventas de nuestro negocio. La estrategia también debe incluir al cliente, el receptor de nuestro servicio, quien es el que acepta nuestro producto, y el que va a determinar el rumbo de nuestra empresa y su situación financiera.

Las actitudes de nuestro personal es un tema que está preocupando a los empresarios, debido a que es un indicador difícil de medir y muy subjetivo; por mas que se establezcan líneas de acción para atacar esta situación, aún no existe una fórmula eficaz para terminar este indicador.

Generalmente, las empresas crean estrategias de capacitación, pero éstas, en sí mismas, no mejoran el contacto con nuestro cliente; sí son una forma de mejorar las funciones de la empresa, pero no son un medio de satisfacción interna para el trabajador. La ciencia de la administración ha creado muchas ideas y fundamentos de cómo ayudar a las empresas a incrementar las líneas de acción de ventas pero pocas veces se enfocan en curar los síntomas de enfermedad y vicios de la persona dentro de la empresa. Este es considero un terma difícil de resolver pues no existe nada, científicamente probado, que combata la situación. Considero que éste es un tema de interés para muchos usuarios y que no se le ha dado la debida importancia.

Irónicamente, sabiendo los empresarios y estrategas en las organizaciones de que este mal está presente en todas las empresas, sin importar el giro o actividad comercial de las mismas, hacen muy poco para remediarlo, más bien lo dejan pasar, sin darse cuenta que en ello se les va la vida de la empresa. Hay seminarios, libros, conferencias y talleres sobre conducta organizacional, comportamiento organizacional, psicología laboral y otros temas que brindan estrategias ya probadas, pero en el fondo su aplicación se acerca al verdadero problema de los trabajadores, su sentir. Está altamente probado que, si el ambiente de trabajo no es el propicio o el indicado, entonces no se puede lograr un buen desenvolvimiento del trabajador en el medio y, por lo tanto, el desempeño no es el adecuado y no determinará el rendimiento o las expectativas de la empresa.

 


Karla G. Martínez Berzunza tiene Licenciatura en Contaduría y Finanzas, Maestría en Dirección Financiera y Contraloría, y cursa el Doctorado en Ciencias Administrativas y Gestión Socioeconómicas. Ha sido Coordinadora de Diplomados a nivel Licenciatura y Postgrados y ha trabajado en Despachos Contables. Actualmente se desempeña como docente en la Universidad Interamericana para el Desarrollo, en Campeche. Correo electrónico: [email protected]

 

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab