Universidad Anáhuac Mayab

News Divine y violaciones a los Derechos Humanos

Publicado en: 05 de Julio de 2008

News Divine y violaciones a los Derechos Humanos

Reyna Marissa May Reyes

En el México actual se presenta la problemática de que, en diversas ocasiones, se violan los derechos humanos ya sea por desconocimiento de su existencia o por anomalías en los medios y procedimientos para hacerlos valer, como por el actuar arbitrario de las autoridades.

Un hecho actual de violación de derechos humanos lo constituyen los acontecimientos que se suscitaron con motivo del operativo de la Unipol capitalina y que trajeron como consecuencia la muerte de doce personas, así como las vejaciones de que fueron víctimas las menores detenidas compelidas a declarar y que fueron desnudadas por las autoridades.  Estos acontecimientos son una clara muestra de que en México, no obstante que se reconocen los derechos humanos y aparentemente se encuentran protegidos, las autoridades en el ejercicio de sus funciones incurren en flagrantes violaciones.

En días pasados la Unipol de la Delegación Gustavo A. Madero implementó un operativo para detener a los responsables del delito de corrupción de menores que se imputa al propietario de ese establecimiento, así como para detener a los responsables del delito de tráfico de estupefacientes que se llevaba a cabo en ese lugar. El procedimiento que se instauró para tales efectos revistió diversas violaciones que culminaron con la muerte de personas. El derecho a la vida, a la seguridad jurídica y el respeto a la dignidad humana son derechos inherentes a la persona humana y clasificados dentro de los derechos humanos de primera generación.

La violación por parte de las autoridades a estos derechos inicia con el procedimiento que se instauró; si bien es cierto que la finalidad que perseguían las autoridades era la de perseguir y sancionar los delitos que estaba investigando, también es cierto que debió de seguir los procedimientos adecuados que garanticen el derecho a la vida de las personas. La omisión de las autoridades de llevar a cabo su procedimiento adecuadamente puso en riesgo la seguridad de las personas y la vida humana.

El procedimiento indagatorio que se generó como consecuencia de los acontecimientos se traduce en arbitrario porque el proceder de las autoridades investigadoras vulneró la esfera de la dignidad humana. La sociedad censura estos hechos como violaciones a los derechos de las personas involucradas y solicita se sancione a los responsables. Este caso está en investigación tanto por la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal como por la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal.

Existen elementos que atenúan la responsabilidad de las autoridades involucradas como es el hecho de que no existe una normatividad escrita y autorizada debidamente, que reglamente el desarrollo de sus actividades en este tipo de operativos. Con este argumento están en posibilidades de obtener el amparo y protección de la Justicia Federal y reclasificar el delito cometido de "homicidio doloso" a "homicidio culposo". De todas maneras los hechos se realizaron con sus lamentables consecuencias y el planteamiento más importante es dotar tanto a la sociedad como a las autoridades de los elementos necesarios para evitar la generación de otros actos violatorios de los derechos humanos.

En caso de encontrarse responsables a las autoridades, procede que se juzgue a los culpables por los delitos que se generaron, y que la Comisión de los Derechos Humanos emita sus recomendaciones. Para evitar que se sigan violando los derechos humanos por parte de las autoridades, es pertinente que se implemente una cultura sobre su existencia, que se promueva su difusión entre la sociedad y que esta información esté al alcance de todos. También se pueden proponer reformas a la legislación para que se sancione a las autoridades responsables, por el simple hecho de incurrir en esta responsabilidad, independientemente de las sanciones que corresponda imponer si con sus actos se genera algún otro delito o responsabilidad.

La educación sobre los derechos humanos debe de impartirse a la sociedad y a las autoridades, para que se forme una cultura de respeto.  Otra medida es que se denuncien los casos en los que exista violación a los derechos mínimos, para que las autoridades protectoras tomen participación activa en su investigación y en la sanción correspondiente. Se debe promoverse aún más la cultura de la denuncia, poniéndola al alcance de todos y protegiendo el carácter confidencial, que promueva mayor confianza en las personas. También debe proveerse de seguridad a las autoridades para no propiciar el uso indiscriminado de sanciones contra ellas; es necesario evitar castigarlas, sin antes  encontrarlas responsables por los medios legales que correspondan.

Es urgente proveer de manuales de operación a las autoridades en el ejercicio de sus funciones, para contrarrestar el hecho de incurrir en violaciones, sobre todo cuando actúen en acatamiento a estos instrumentos de operación; además, estos operativos deben estar previamente validados por los funcionarios correspondientes. Debemos trabajar unidos, autoridades y sociedad, para lograr un cambio positivo en nuestro País en materia de algo tan esencial a la persona como son los derechos humanos. La idiosincrasia sobre este tema debe de mejorar y juntos debemos trazar el camino adecuado para el respeto de nuestros derechos.

Reyna Marissa May Reyes es Licenciada en Derecho, egresada de la Facultad de derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán, actualmente Coordinador Jurídico de la Firma Patrimonium Consultores Integrados con sede en la Ciudad de Villahermosa, Tabasco y alumna del último semestre de la Maestría en Administración Pública que se imparte en la Universidad del Mayab.

[email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab