Universidad Anáhuac Mayab

Traición a la patria.

Publicado en: 11 de Junio de 2010

 Traición a la patria.

Ericka Contreras Pérez*

La siguiente reflexión está basada en un video, donde la politóloga Dennise Dresser, nos exhorta a traicionar a México. Sus palabras de traición y el profundo contenido de su discurso, provocaron una fuerte reacción en mi interior, que hoy me lleva a compartir mi propia visión, como mexicana, de sus palabras.  

Yo también hago un llamado a Traicionar a la Patria!!!!, pero es más bien un llamado a despertar. Entiendo que "Traición" es una palabra herética, pero creo que es la única solución al problema que hoy vive México: traicionemos a la patria de burla y de papel que nos han hecho creer. Lo mejor que podemos hacer es decir: no más a lo que durante tantos años los libros de historia nos han hecho creer como un cuento de hadas y una fantasía.

Nos han dicho que somos una patria libre: ¡Mentira!  Libertad es que los ciudadanos podamos transitar libremente y sin miedo, por nuestro país. No en detenernos a pensar y reflexionar, con miedo, si debemos ir o no a Monterrey, porque ahí los narcotraficantes cierran carreteras;  o a Cancún, porque ahí encuentran gente decapitada. Libre es no tener miedo a hablar contra una autoridad, cuando sabes que, si lo haces, puedes acabar en prisión. Libertad es poseer lo tuyo, el derecho a tu pedacito de tierra, a tu casa digna, y no a que el gobierno, si lo decide, te expropie y te compre tu terreno por míseros centavos.

Siguen hablando de una patria justa, pero ¿Para quién? ¿De qué patria hablan? Porque la que yo conozco es una patria que no le hace justicia a su gente, a sus riquezas naturales y que se menosprecia ante los demás países. Hemos instalado gobiernos que callan a quienes luchan por la justicia, como el caso de Lydia Cacho, y demás periodistas, que se atreven a cuestionar a quienes tienen el poder- perdón, corrijo- a quienes les hemos dejado tener el poder. Cada vez que empiezo a creer en la justicia mexicana, me entero de alguna historia que desmorona mi fe.  

La otra denominación que osadamente dan a nuestra Patria es: Soberana, pero ¿cómo va a hacerlo si su destino se mueve hacia los intereses de unos cuántos? Un país soberano es aquel que se gobierna a sí mismo, pero nuestra Nación está gobernada por un puñado de personas que tienen como fin, sus propios intereses económicos, políticos y personales, por encima de los bienes comunes; personas que, para alcanzar sus  metas, se valen de cualquier medio, nada ético, inmoral y con un cinismo total,  ante la impunidad de nuestras autoridades.

Si somos estrictos en el lenguaje, efectivamente, bajo el marco legal, nuestra Patria es libre, justa y soberana. Pero en la realidad, esa verdad es inaceptable e indignante; no podemos ni debemos seguir por la senda en la que nuestro país se mueve. No es que no ame a México, porque lo critico, al contrario, creo que merecemos un cambio; porque amo a mi país, es que les pido que traicionen a esa patria de mentiras y corrupciones.  

Los invito a asumir el compromiso de ser mejores mexicanos, de hacerse dueños de la historia, renovar nuestra esperanza y transformar lo anterior en acciones concretas que beneficien a la Nación; acciones que permitan que crezcamos y que alcancemos la tan perseguida libertad, que los encarcelados injustamente persiguen; la justicia que nuestros indígenas anhelan, pero que saben que sin dinero no pueden alcanzar; y la soberanía por la que los ejidatarios mexicanos luchan día a día.

Creo que merecemos más de lo que tenemos. Algunos sostienen que el movimiento del 68 despertó a México, pero yo creo que nos volvimos a dormir; nos aletargamos ante la impunidad, la corrupción y el elitismo que vivimos. Creo que podemos y debemos reanimarnos, elevar nuestro grado de conciencia sobre lo que es nuestro país y lo que puede ser. Creo que no debemos renunciar a la esperanza de que podemos cambiar; México tiene la posibilidad real de ser mejor, de convertirse en lo que está llamado a ser.

Somos creadores de la patria, que en el nombre lleva su destino Mexico: El ombligo de la luna, ¡HAGAMOS PATRIA!

*Ericka Contreras Pérez  estudiante de la Licenciatura en  Ciencias de la Familia en la Universidad Anáhuac Mayab . [email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab