Universidad Anáhuac Mayab

Los problemas de lectura asociados a la falta de conciencia fonológica

Publicado en: 12 de Junio de 2006

 

Sin embargo, recientes investigaciones en Estados Unidos han comprobado que el proceso de asimilación de sonidos no es igual para todos los niños y mientras algunos desarrollan esta habilidad en forma muy natural, otros presentan dificultades que les impiden discriminar los sonidos del lenguaje. Esta dificultad de origen intrínseco se conoce como falta de conciencia fonológica.

La conciencia fonológica es la habilidad de reflexionar y manipular los sonidos que componen el lenguaje como son las sílabas y los fonemas (Gorman & Gillam, 2003). Se refiere al manejo que el niño hace de los sonidos del habla.

Cuando decimos que un niño carece de conciencia fonológica, hablamos de que tiene una falta de habilidad para manejar y reconocer los fonemas (las unidades más pequeñas del lenguaje) de diferentes maneras, por ejemplo, se le dificulta o no puede: identificar fonemas en posición inicial, media o final de las palabras, combinar fonemas para formar palabras, fragmentar palabras en grupos silábicos, fragmentar palabras en sonidos (aprendiendo a leer), percibir un sonido dentro de un conjunto y distinguir el orden con que se presentan los sonidos.

Así pues, l a conciencia fonológica es un componente crítico en la adquisición de lenguaje. Algunos especialistas afirman que la falta de esta habilidad puede impedir el desarrollo de la lectura (dislexia) y puede crear problemas del lenguaje de más alto nivel. Incluso, hay estudios que demuestran que es un predictor de desarrollo de lectura más fuerte que el coeficiente intelectual (Gorman & Gillam, 2003).

Los efectos que puede causar no manejar adecuadamente los fonemas son variados, dependiendo de la edad del niño, la edad a la que se le detecte el problema y la atención adecuada que reciba para adquirir el dominio de los fonemas. Algunos de los efectos podrían ser: problemas de lecto – escritura, retraso y fracaso escolar, y en algunos casos, hasta problemas de autoestima derivados de la imposibilidad de poder relacionarse adecuadamente con los demás.

Por lo general, los problemas de lecto-escritura son asociados con falta de concentración, problemas de lenguaje, incluso con deficiencia intelectual. Sin embargo, reconocidas investigaciones han demostrado que existe una estrecha relación entre la conciencia fonológica y el nivel de lectura. Estos resultados cobran mayor importancia si tomamos en cuenta que la competencia para operar con el lenguaje escrito tiene en nuestra cultura un rasgo que la hace extraordinaria: debe ser adquirida, y en un altísimo grado de pericia, por todos. Es decir, de la buena o mala lectura depende en gran medida el éxito o fracaso en el ámbito educativo.

Cabe mencionar que la conciencia fonológica es una habilidad interna del niño y no tiene nada que ver con problemas visuales o de audición; es decir, no todos los niños que no pueden leer o pronunciar adecuadamente las palabras, tienen este problema y al mismo tiempo, no todos los niños que poseen esta dificultad son fácilmente detectados en las escuelas o el hogar; muchas veces esto se debe a un desconocimiento total o parcial del problema, a la falta de estrategias para combatirlo, a la poca sensibilización al respecto y hasta a la negación de los padres de familia.

Si el problema se detecta a nivel preescolar, éste es 100% reversible y el niño se nivela con respecto a su grupo, sin mostrar signos posteriores de problemas de aprendizaje relacionados con este constructo. Sin embargo, si el niño de preescolar no ha logrado desarrollar la conciencia fonológica al entrar a la primaria, no podrá leer ni escribir al nivel requerido en la misma por lo que se irá rezagando con respecto a sus compañeros, resultando dañada su autoestima y su desarrollo escolar.

Al respecto, la Dra. Susana Paez, médico especialista en patologías del lenguaje y habla, comenta que en el sistema educativo no existe suficiente preparación para detectar a los niños que presentan este problema, y más aún, hay algunos factores que fomentan el poco desarrollo de esta habilidad, tales como que el método básico de enseñanza de la lectura en muchos preescolares es con base en ideogramas, o sea, la asociación visual de las palabras con el objeto, no se usan fonemas al deletrear el abecedario, la falta de actividades fonético – lúdicas, y aunado a esto, los signos del déficit de conciencia fonológica muchas veces son tomados como “chistosos” o “tiernos” por parte de los padres de familia (que el niño diga “basanita” en vez sabanita).

A pesar de esto, Paez (2005) opina que no es tan difícil reconocer si existe algún problema de este tipo, basta con un poco de observación y de estar alertas para identificar si algún niño presenta este dificultad, incluso realizando las actividades acostumbradas en el aula y en la casa. A pesar de que el niño aún se encuentra en el proceso de adquisición del lenguaje a los 5 años, existen algunas formas de detectar esta dificultad en los niños de entre 2 y 5 años de edad, por ejemplo, que el niño posea un habla “infantilizada” o “graciosa” constante, que tenga dificultad para articular y distinguir la /s/ de /f/, para pronunciar sílabas complejas (consonante + /l/,/r/ + vocal), que omita y cambie de lugar sonidos o sílabas en una palabra (“pato” por plato, “cholocate” por chocolate), etc.

Entre las estrategias que propone la Dra. Paez para ayudar a los niños a desarrollar la conciencia fonética, están jugar espontáneamente con practicar la pronunciación de una palabra, dividir en sílabas las palabras y crear nuevas combinaciones con las mismas, jugar con rimas, y comentar o llamar la atención sobre la pronunciación correcta de las palabras, entre otras. Como puede observarse, estas actividades pueden hacerse no sólo en la escuela, sino también en la casa, entre padres e hijos.

Finalmente, lo que es realmente importante es no pasar por alto las dificultades que los niños tienen para comunicarse adecuadamente en forma oral, más aún es necesario fomentar en ellos, la adecuada identificación del sonido que producen los diferentes elementos naturales y materiales que los rodean, incluyendo las letras. Además, es muy recomendable que tanto el personal docente como los padres de familia estén pendientes para detectar los problemas y al mismo tiempo ayudar a los niños a desenvolverse, con el fin de favorecer su aprendizaje.

 

REFERENCIAS

Gorman, B.K. & Gillam, R.B. (2003) Phonological awareness in spanish: A tutorial for speech – language pathologists. Communication Disorders Quarterly , 25(1), 13-22.

Paez, S. (2005) Detección de problemas de lectura asociados con la falta de conciencia fonológica. Conferencia impartida a CENDIS de la SEGEY.

 

Gretty Escalante Góngora estudió la Licenciatura en Comunicación en la Universidad del Mayab y actualmente es Profesora en la misma Institución. Tiene una Maestría en Ciencias de la Educación , cursó un diplomado en periodismo y ha tomado cursos relacionados con las forma de comunicación humana. Escríbele a: [email protected].

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab