Universidad Anáhuac Mayab

Responsabilidad social.

Publicado en: 26 de Junio de 2012

Responsabilidad social.

Karen Paulina Gómez Osorio

"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha" Víctor Hugo

Considero que esta frase resume de forma sencilla el "porqué" estamos como estamos actualmente. La gente inconsciente e indiferente es una parte importante del problema; es imposible lograr una responsabilidad social sin antes lograr una responsabilidad individual. Necesitamos entender que cada una de las acciones que realizamos repercute en pequeña o gran manera sobre el lugar que habitamos y sobre nuestra sociedad.

No debemos vivir juzgando y cuestionando las acciones, decisiones y pensamientos de todos los que nos rodean, sin antes evaluarnos a nosotros mismos y comprender que éste es el primer paso para mejorar nuestro mundo. La responsabilidad social no crece únicamente en corporaciones, está en cada uno de los 7000 millones de seres humanos que habitamos el territorio. El mismo término nos señala la importancia de la responsabilidad, lo cual no es mas que ser consciente tanto de lo que hacemos como de lo que dejamos de hacer. Es actuar por nosotros para poder ofrecer algo mejor a nuestra sociedad.

Para crear un cambio permanente se necesitan objetivos pequeños pero sostenibles. Es imposible transformar sin antes ser transformados, por esto cada ser humano necesita redefinirse, aceptarse y conocerse sin medias tintas. Todo problema surge desde el momento en que creamos una definición errónea de nosotros mismos, si no podemos ver lo que realmente somos, no podremos ver lo que realmente hay.

El objetivo al que cada ser humano desea llegar, es siempre la causa y principal consecuencia. Esto no significa que nuestros objetivos estén mal fijados, sino que estamos usando los medios incorrectos para llegar a ellos. La respuesta está en ver la realidad tal y como es, poner los pies en la tierra, amarnos a nosotros mismos para poder amar la tierra que pisamos. Las posibilidades de mejorar existen, están a nuestro alcance, estamos a tiempo de detener la bola de nieve que se nos viene encima y lo único necesario es escuchar lo que nuestra naturaleza, nuestro entorno y nuestra gente grita.

Existe algo bien para todos y un lugar importante para cada uno, el problema es nuestra mala organización. Esta mala organización crea un orificio que permite la entrada al miedo, a la envidia, a los prejuicios y a la ignorancia. Quita toda estabilidad existente y nos deja expuestos al fracaso; y es ahí entonces, en el fracaso, donde somos todos tan vulnerables y nos consumimos unos a otros afectando principalmente nuestro sistema. Es claro que este consumismo continuará mientras NO encontremos el método eficaz que logre la transmisión adecuada del término "Responsabilidad Social".

Me gustaría cerrar con el siguiente pensamiento: "Cuando se haya cortado el último árbol, pescado el último pez, y desaparecido el último río, el hombre descubrirá que el dinero no se come". La frase encierra una gran sabiduría:  crecemos sobrevalorando lo material sobre lo espiritual, y defino "espiritual" no cómo religión, sino como algo interno, el ser que nos forma, nuestra esencia.

Desde muy pequeños aprendemos que "cuanto más tienes, más vales" y esto es completamente absurdo puesto que nada de lo que "tienes" te pertenece. Lo único que realmente forma parte de ti son tus ideales, tu educación, tus costumbres, tu percepción, y estos en conjunto son precisamente lo que te define como individuo y lo que necesitamos evaluar para comprender el error en el que hemos vivido por tantos años.

 

*Karen Paulina Gómez Osorio es estudiante de Finanzas y Contaduría Pública en la Facultad de Negocios, de la Universidad Anáhuac Mayab. [email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab