Universidad Anáhuac Mayab

El líder

Publicado en: 26 de Junio de 2012

El líder

Melissa Miledy Méndez Espadas*

Desde que el ser humano existió ha vivido en grupos y ha sido dirigido por uno de sus miembros de manera consciente o inconsciente, es decir, puede que entre todos lo escogieron o él tomó la iniciativa de guiar a su pueblo y a su gente.

Miles de líderes han existido a lo largo de la historia, en todas las épocas, en todas las culturas, en todos los pueblos, en todas las especies; en los animales el macho o hembra alfa tiene este rol ya que los demás miembros de su manada lo siguen y éste vela por la seguridad de cada uno.

Ser jefe no es lo mismo que ser líder, por eso muchas formas de gobierno fracasan o terminan con un golpe de estado, como en el caso de las dictaduras o tiranías. El jefe puede obtener el cargo por herencia, por influencias o hasta comprar el puesto; ser el director de una empresa o un grupo no significa que tengas el liderazgo, éste se obtiene por otras razones, menos externas. 

Cuando entre todos o la mayoría escogen a un líder puede ser por varias razones, tales como, sabiduría, experiencia, carisma, habilidades, aptitudes, etc., esa es la razón por las que en varias tribus el líder o guía espiritual es la persona más vieja de la comunidad, porque como es el/la que ha vivido más años tiene más experiencia y conocimientos que los demás.

No sólo se es líder en el ámbito político, se puede ser líder en cualquier área, sea laboral, académica, espiritual, ¡hasta en el mismo círculo de amigos o en el vecindario! Como buen líder debes ser el ejemplo a seguir, la actitud que tomes frente a una situación es la misma que tomarán los demás, el líder debe de exigirse el doble para poder motivar a su grupo y así poder enfrentarse a las adversidades.

La relación del líder-grupo es recíproca; el líder necesita un grupo que lo siga y un grupo necesita un líder que seguir, de lo contrario ninguno de los dos llegará muy lejos. Una persona ejemplar, que cumpla con su palabra, que no haga falsas promesas, que tenga los pies en la tierra, sea honesto, generoso, perseverante, sereno y que conozca  las fortalezas y debilidades de él y de los otros es un buen líder.

Lo que pasa con muchos políticos es que usan la demagogia para poder tener un grupo de personas que los sigan y les prometen acciones o cosas que difícilmente cumplirán porque no están a su alcance; persuaden a la gente y le dan preferencia a sus familiares y amigos más cercanos, cayendo en el nepotismo.

Con un buen líder se puede salir adelante, es un trabajo donde todos tienen que poner de su parte, sólo de esa forma una tribu, una ciudad, una escuela, una empresa, un estado o una nación puede fortalecerse  y unificarse. Los líderes se hacen pero con la aptitud de liderazgo se nace.

 

*Melissa Miledy Méndez Espadas es estudiante de la Escuela de Comunicación, en la Universidad Anáhuac Mayab. [email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab