Universidad Anáhuac Mayab

Hacer las cosas por amor.

Publicado en: 11 de Octubre de 2013

Hacer las cosas por amor.

Melisa Durán Quintanar*

 

Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.”

  • F. Nietzsche.

 

 

El ser humano al nacer es como una semilla que se planta en el seno de un jardín el cual conocemos como familia, todos los jardines de este mundo son diferentes y peculiares, algunos tienen flores, otros árboles y algunos solo arbustos. Existen jardines que se dedican a lo artificial, muertos en vida.

 

«Nadie establece normas, salvo la vida» yo no elegí el jardín donde nací y crecí pero en cada decisión vivo eligiendo qué tipo de planta ser, la vida me ha puesto en medio de dos caminos innumerables veces y ninguno de los caminos que podía elegir fueron en algún momento malos o buenos, simplemente eran caminos diferentes, aprendí también que el camino que yo tomara siempre sería el mejor camino, porque en su momento, fue la que creí la mejor decisión.

 

He descubierto que cada quién le da un sentido a su vida, algunos viven muy ocupados con la escuela, el trabajo, los pagos; que al final de cuentas sólo son acciones para salir adelante, considero que a la humanidad le hace falta un respiro, detenerse y tener la oportunidad de ver su vida desde afuera y preguntarse qué es lo que en verdad quieren. ¿En verdad vivimos felices? ¿Hacemos las cosas por amor?

 

El mundo ha llegado al punto en el que las cosas son cada vez más rápidas, creemos que el tiempo no será suficiente y buscamos opciones de alargar la vida, hasta parece que se nos olvida que vinimos al mundo a morir. Tenemos establecimientos de comida rápida, en los parques de diversiones existen tickets para la fila exprés, construimos puentes para llegar más rápido a nuestro destino. Vivimos una vida atemporal.

 

Me puse a pensar en qué sucedería si yo de pronto me muriera en este instante y llegué a la conclusión de qué el mundo no va a dejar de girar. Entonces porqué tengo que vivir tan rápido, es increíble que hace apenas dos semanas, solía ser una planta que vivía por vivir, que se movía incluso en contra del viento, pero a veces hay comentarios que te hacen dudar de lo que haces, me di la oportunidad de probar el otro camino, dejar que el viento me llevara un poquito, y ver mi vida desde afuera.

 

El preguntarme qué quiero y si quiero lo que hago, es realmente duro, pero creo que no hay mejor manera de ser felices que haciéndolo así, deteniendo un momento la vida, respirando, haciendo las cosas con amor y no porque son buenas o malas. «ama y vivirás»

 

El pasado se ha quedado ahí, el futuro aún no llega y el presente es un regalo, un regalo que a veces decidimos no tomarlo y regresar a abrazar el pasado o queremos correr a conocer el futuro. Somos seres tan perceptibles pero tan ciegos y místicos al mismo tiempo.

 

*Melisa Durán Quintanar es estudiante del tercer semestre en la Escuela de Comunicación en la Universidad Anáhuac del Mayab.  

[email protected]

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 
CC BY-NC-ND

Universidad Anáhuac Mayab

Carretera Mérida Progreso Km. 15.5 AP. 96
Cordemex, CP. 97310 Mérida, Yucatán, México
Tel. (999) 942 48 00 con 5 líneas
Fax (999) 942 48 07
Del interior sin costo 01 800 012 0150
Términos y condiciones de uso | Aviso de privacidad

© 1984 - 2017 Universidad Anáhuac Mayab